Economía del bien común… otra economía/sociedad es posible

Uno de los mayores sueños de casi todos (no lo neguemos!) es hacerse rico o rica… Es una de esas “mentiras” a medias que el capitalismo o el neoliberalismo nos ha vendido, que todos y todas podemos ser ricos… se deja por el camino el hecho de que quizás para ser rico o rica otros tengan que ser pobres. Esa es la realidad en la que vivimos hoy en día, esto tampoco tenemos ni podemos negarlo. Con este punto de vista se prescinde del pequeño, pero vital, detalle de que nuestro bienestar será mejor si alrededor (o quizás no tan cerca) el resto también viven igual de bien… En lugar de pensar que “si todos están bien yo tengo más posibilidades de estar bien”, se piensa que “ande yo caliente y le den por el saco a la gente”, o lo que es lo mismo, ” para estar bien, tengo que estar mejor que el resto… y cuanto más mejor”… Lo más triste o curioso de la cosa es que a tal rotundidad se le acompaña con otra mentira “a medias”: como todos lo hacen, es que no hay otra manera…

En un mundo en que los resultados económicos son los índices o marcadores que marcan si una persona, una empresa, una ciudad o un país… o el mundo, van bien y que parece que el resto de criterios (humanos, sociológicos, etc) carecen de importancia, es difícil plantear soluciones. Está el PIB que parece que es lo que marca que un país va bien (eso es lo que nos han enseñado)… pero hay otros índices que miden si realmente ese país va bien… Desde hace años el PNUD , es decir, la ONU, estudia un índice en el que mide el desarrollo humano (o IDH) y desarrolla un informe anual que contempla no solo el marcador económico, si no otros factores centrándose en 3 dimensiones: Saludo, Educación y Estándar de vida. Que a su vez toma como medida cuatro indicadores: la esperanza de vida al nacer, los años promedio de educación, los años esperados de educación y el ingreso nacional bruto per cápita. Este es un ejemplo de algo que se lleva haciendo durante muchos años y que aparentemente solo se tiene en cuenta para sacar informes aleatorios, destacar en prensa la precariedad de ciertos paises, destacar las bondades de otros o discutir en el emiciclo de la ONU. Ya véis, un índice más fiable que el PIB, no se utiliza con referencia real sobre si un país va bien y es más bien un dato adicional y complementario al primero…

El que la situación sea así no quiere decir que no existan alternativas reales, nada de cosas teóricas… ALTERNATIVAS QUE FUNCIONAN. Es el caso de la Económia del Bien Común, que últimamente se está pregonando a los cuatro vientos y que se presenta como una alternativa real al actual sistema económico y social por el que nos regimos. Y no, no es teoría, es práctica…  Os podría decir, explicar y demás, pero creo que es mejor que recurráis a la fuente. Cristián Felber, un austriaco identificado como “ideólogo” de esta tendencia (aunque como él bien dices esto es un logro de muchos) lo explica muy bien en el siguiente video de la la 2 de TVE:

Economía del Bien Común, Christian Felber en la 2

Si queréis saber más, os invito a que visitéis su web: http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/es

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − = 3

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>